La música es una gran manera de despertar los sentidos de la inteligencia y estructurar nuestra mente de una forma más artística. Por ello, en HomEducation ofrecemos la posibilidad de recibir clases particulares de música.

Tanto para alumnos principiantes, que hayan o no comenzado las clases en el conservatorio como para aquellos que quieran hacer de la música su carrera profesional contamos con los profesores particulares que te ayudará y guiarán hacia la satisfacción del mundo de la música.

Los profesores de HomEducation son expertos en su instrumento y poseen experiencia en la enseñanza por medio de clases particulares a domicilio y clases particulares en academias y conservatorios, por lo que las clases resultan personalizadas y adaptadas a las necesidades de cada alumno.

En HomEducation impartimos clases particulares a domicilio son para los niveles correspondientes al Grado elemental y Grado medio de conservatorio y también ofrecemos acompañamiento profesional para las Pruebas de acceso a grado medio y Prueba de acceso a grado superior.

Ventajas de nuestras clases particulares

Asesor personalizado

Asesor personalizado

Asesor personal disponible para comprender, seleccionar y ayudar en todo momento

Profesores cualificados

Profesores cualificados

Asignación de profesores tras un estricto proceso de selección

Flexibilidad horaria

Flexibilidad horaria

Clases adaptadas a cada grupo formativo en duración y horarios

Comodidad

Comodidad

Con la comodidad de hacerlo todo desde casa por teléfono o en la Academia Online

Seguridad

Seguridad

Todos los datos e información personal están 100% seguros con nosotros

Profesor sustituto

Profesor sustituto

Si es necesario reemplazamos al profesor particular sin coste adicional

Beneficios de las clases particulares de música

Estimula la mente

Quienes aprendieron o están en proceso de aprender un instrumento musical no solo tienen mejores calificaciones, sino que tienen mayor capacidad de concentración y atención. El cerebro necesita siempre y a cualquier edad de estimulación. Tocar es un ejercicio mental y físico muy grande en el cual entran el aprendizaje de un nuevo lenguaje, el desarrollo del oído, la agilidad y la independencia entre las mano, se logrará una mayor coordinación al plano físico, la correcta ejecución de un instrumento musical logra una coordinación corporal muy desarrollada..

Disciplina

Así como se requiere disciplina para sacar adelante una carrera estudiantil o convertirse en un excelente deportista, el aprender a tocar un instrumento es un reto que requiere de práctica constante y paciencia. Los alumnos que cuentan con la motivación suficiente para hacerlo se volverán disciplinados no solo en el aprendizaje de su instrumento, sino que se esparcirá sobre muchas de sus actividades diarias. Es muy bueno para los niños aprender un instrumento, por el respeto al instrumento, a las normas musicales, al profesores y a los otros músicos.Todo mundo quiere a la persona que lleva una guitarra a una fiesta y hace que todo mundo pase un buen rato cantando. Es difícil encontrar a quien no le guste la música por completo, y definitivamente el ser alguien a quien le guste mucho atraerá a otros iguales a él mismo.

Seguimiento de las clases

Muchos doctores recomiendan las clases ya sea de canto o bien de instrumentos musicales o de alguna otra actividad artística como la actuación o la pintura como medio de relajación. La música es un tranquilizante natural, quien escucha la que le gusta cuando se encuentra bajo estrés obtendrá nuevos ánimos para salir delante de los problemas. ¿Qué mejor forma de obtener esta música si uno mismo la puede reproducir? Y los instrumentos de viento como la flauta, vacian el cuerpo de los nervios acumulados solo con la respiración.

Desarrolla la forma de expresión y lenguaje corporal

A cualquier edad tenemos muchas cosas que decir. Para los niños y los adolescentes, el tocar un instrumento musical es una forma muy sana y divertida de hacerlo. Como se mencionó en un punto anterior, el juntarse con amigos para ensayar con su grupo para cumplir determinada meta (alguna presentación en vivo, por ejemplo) hará que la persona se identifique consigo mismo y le haga ver a sus seres queridos lo que le gusta y lo que busca.

Elimina la timidez y el miedo escénico

Una persona que tenga problemas a hablar en público o pararse enfrente de un escenario verá sus problemas resueltos poco a poco al aprender a tocar un instrumento musical o a cantar. Inevitablemente, llegará el punto en donde comience a dar presentaciones en vivo. Al poco tiempo de esto y como en cualquier otra actividad virtuosa de esta índole, terminará por sentirse más seguro de sí mismo..