Solicitar más información Madrid: 91 123 58 58 Barcelona: 93 606 51 64

conducir, coches,carnet de conducir, educación vial

La educación vial siempre es una de los temas pendientes en la formación de los más pequeños. Caminan a diario por calles y avenidas, viajan en coche, circulan en bicicleta y, en definitiva, están en contracto con la circulación como peatones casi a diario...Pero, en el plan formativo de Infantil y Primaria la Educación Vial se reduce a una jornada para visitar unas pistas de prácticas y poco más...¿Hay que implantar la Educación Vial como parte de su educación como ciudadanos?

Observación, aprender de los padres, lógica y sentido común a partir de cierta edad y, en el mejor de los casos, alguna clase concreta son toda la formación que los niños reciben sobre sus derechos y deberes como peatones y transeúntes.

Es en Primaria cuando los niños empiezan a ser peatones independientes, es decir, comienzan a ir solos por la calle y como parte del proceso deberían tener ya adquiridas ciertas nociones sobre comportamientos seguros como peatones. Cuando cruzar y cuando no, quién tiene prioridad en los pasos, qué significan las principales señales... son aspectos que deben conocer y de los que deben ser conscientes como peatones, pero ¿quién debe enseñar a los niños a ser peatones responsables?

Existen padres que se adjudican la tarea de que los niños se conviertan en ciudadanos responsables, una función que incluye, entre otros aspectos, la adquisición de conductas sanas como peatones y transeúntes. Sin embargo, por parte de los centros escolares sería interesante reforzar estos conocimientos para que los pequeños entiendan la importancia de circular de forma responsable.

Es también en Primaria cuando la mayor parte de los niños aprende a montar en bicicleta, un hecho importante para ellos y que les da un mayor independencia.

Pero, también más responsabilidades y más riesgo, por ello, como parte de la enseñanza de montar en bicicleta, también sería importante que, en torno a los 10 años, aprendieran las normas sobre la circulación en bicicletas, no solo por su seguridad, sino también como parte de un conjunto en el que se mueven personas, más bicicletas, coches y otros vehículos